Sex and the City 2

A principios del siglo pasado el cine se convirtió en un espectáculo de masas y en el más eficaz canal de difusión de las nuevas tendencias. Desde entonces, moda y cine se han influenciado mutuamente y han creado una relación en la que, en unos casos, son los personajes  los que popularizan las nuevas tendencias y, en otros, son las estrellas las que crean un estilo propio que incorporan a sus personajes. 

Si tratamos de personajes cuya personalidad y apariencia conquistaron al público de manera fulgurante, Holly Golightly es una referencia obligada.

03-danish-breakfast-at-tiffanys

Este personaje, interpretado por Audrey Hepburn en Desayuno con Diamantes, dirigida por Blake Edwards en 1961, se convirtió en un ícono popular cuya influencia impuso un nuevo estilo marcadamente sobrio y elegante. Las grandes gafas de sol negras con las que aparece la actriz en varias escenas hicieron furor entre las jóvenes de su época, y el traje negro de noche diseñado por Hubert de Givenchy (reinterpretación de la petite robe noire creada en la década de 1920 por Coco Chanel) se convirtió en una prenda obligatoria de toda mujer con estilo, gracias a la película. Hepburn hizo de Givenchy su modisto de cabecera, convirtiendo esta relación en una de las más fructíferas colaboraciones entre modisto y actriz.

El cine también tentó desde sus comienzos a muchos de los más brillantes modistos del siglo pasado, aquéllos que crearon la alta costura. Cuando Hollywood se convierte en la meca del Cine, Madeleine Vionnet, Madame Grès y Mariano Fortuny no dudaron en desplazarse desde Europa para trabajar en los grandes estudios de Los Ángeles.

El modisto español Balenciaga también se sintió atraído por el séptimo arte y llegó a diseñar el vestuario de más de una veintena de películas en las que trabajaron las actrices más notables. Pero sólo el gran Christian Dior consiguió en 1953 el Óscar al mejor vestuario por su trabajo en la película Estación Termini, del italiano Vittorio de Sica. –

El séptimo arte siempre ha sido una fuente de inspiración y los diseñadores en ocasiones, por no decir siempre; tomarán elementos del cine para transportarnos a una nueva dimensión donde el vestuario de una película marca la pauta a seguir.

A continuación te mostraremos marcas y/o diseñadores que han encontrado en diferentes films a lo largo de los años el material suficiente para crear colecciones completas:

1.  Bailmain

El debut de Oliver Rousteing para Balmain fue una línea que parecía hacer alusión al mood de la película de Ridley Scott, (Thelma & Louise)

El debut de Oliver Rousteing para Balmain fue una línea que parecía hacer alusión al mood de la película de Ridley Scott, (Thelma & Louise)

2.CHANNEL

Karl Lagerfeld hizo que recordáramos una historia debajo del mar cuando presentó una colección de Chanel al son de Florence Welch con la canción “What The Water Gave Me”. Looks con elementos inspiradas en películas con sets metros bajo el agua.

Karl Lagerfeld hizo que recordáramos una historia debajo del mar cuando presentó una colección de Chanel al son de Florence Welch con la canción “What The Water Gave Me”. Looks con elementos inspiradas en películas con sets metros bajo el agua.

3.GUCCI

En el 2011 Frida Giannini seguía al mando de Gucci y así decidió revivir la visión de F. Scott Fitzgerald. Una fiesta que toma lugar en los “roaring 20’s” y parece seguir hasta hoy.

En el 2011 Frida Giannini seguía al mando de Gucci y así decidió revivir la visión de F. Scott Fitzgerald. Una fiesta que toma lugar en los “roaring 20’s” y parece seguir hasta hoy.

4.UNGARO

Ungaro nos transporta a la década ochentera del “funky town” donde Dirty Dancing y Foot Loose se fusionan con Flashdance en una propuesta 100% nostálgica.

Ungaro nos transporta a la década ochentera del “funky town” donde Dirty Dancing y Foot Loose se fusionan con Flashdance en una propuesta 100% nostálgica.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *